Teresa de Calcuta



Teresa de Calcuta, Santa
Teresa (Inés) Gonhxa Bojaxhiu
Religiosa y Fundadora, 5 de septiembre


Por: n/a | Fuente: ACI Prensa 




Fundadora

Martirologio Romano: En la ciudad de Calcuta, en la India, beata Teresa (Inés) Gonhxa Bojaxhiu, virgen, que, nacida en Albania, trató de apagar la sed de Cristo clavado en la cruz atendiendo con eximia caridad a los hermanos más pobres, y fundó las congregaciones de Misioneros y Misioneras de la Caridad, para servir a los enfermos y abandonados († 1997).

Fecha de beatificación: 19 de octubre de 2003, por S.S. Juan Pablo II
Fecha de canonización: 4 de septiembre de 2016 por S.S. Francisco


Breve Biografía

¿Cuáles fueron los milagros para su beatificación y canonización?
“De sangre soy albanesa. De ciudadanía, India. En lo referente a la fe, soy una monja católica. Por mi vocación, pertenezco al mundo. En lo que se refiere a mi corazón, pertenezco totalmente al Corazón de Jesús”, decía la Beata Madre Teresa. La Madre Teresa nació un 26 de agosto de 1910 en Skopje. Fue la menor de los hijos de Nikola y Drane Bojaxhiu. La bautizaron con el nombre de Gonxha Agnes. Recibió la primera Comunión a los cinco años y medio; y la Confirmación la recibió en 1916.

A los ocho años muere su padre y su familia pasa por una gran estrechez económica. Cuando llegó a los 18 años deja la casa para ingresar al Instituto de la Bienaventurada Virgen María, conocido como las Hermanas de Loreto, en Irlanda. Allí tomó el nombre de Hermana María Teresa por Santa Teresa de Lisieux. Llega a Calcuta el 6 de enero de 1929. Después de hacer sus primeros votos en mayo de 1931, es destinada a la comunidad de Loreto Entally en esa ciudad de la India donde fue docente de las alumnas del colegio St. Mary.


El 24 de mayo de 1937, la Hermana Teresa hizo su profesión perpetua y llegó a convertirse en directora del mencionado colegio en 1944. Sin embargo, un 10 de septiembre de 1946, durante un viaje de Calcuta a Darjeeling para realizar su retiro anual, Madre Teresa recibió lo que ella llamó la “inspiración”, su “llamada dentro de la llamada”. Aquel día la sed de amor y de almas se apoderó de su corazón. En las siguientes semanas, mediante locuciones interiores y visiones, el mismo Jesús le reveló su deseo de encontrar “víctimas de amor” que “irradiasen a las almas su amor”. “Ven y sé mi luz”, le dijo el Señor.

Del mismo modo, le pidió que fundara una congregación religiosa al servicio de los más pobres entre los pobres. Es así que después de muchas dificultades, el 17 de agosto de 1948 se visitó por primera vez con el sari blanco orlado de azul y salió del convento de Loreto para introducirse en el mundo de los pobres.

Recorrió los barrios pobres, visitó familias, lavó las heridas de los niños y ayudó a los olvidados. Todos los días recibía la Eucaristía y salía de casa con el rosario en la mano. Luego de algunos meses, se le unieron algunas de sus antiguas alumnas.

En 1950 se establece oficialmente la Congregación de las Misioneras de la Caridad. Tiempo después envió a sus hermanas a otras partes de la India y abre otras casas en Venezuela, Roma, Tanzania y en los cinco continentes.

Con el tiempo funda también a los Hermanos Misioneros de la Caridad, la rama contemplativa de las Hermanas, los Hermanos Contemplativos y los Padres Misioneros de la Caridad. Así como a los Colaboradores de Madre Teresa y a los Colaboradores Enfermos y Sufrientes. Lo que inspiró a los Misioneros de la caridad laicos y al movimiento Sacerdotal Corpus Christi.

En 1979 se le otorgó el Premio Nobel de la Paz y los medios de comunicación empezaron a seguir con más atención sus obras que daban testimonio de la alegría de amar y de la grandeza y dignidad de cada persona humana.

Al final de su vida y a pesar de sus problemas de salud, Madre Teresa continuó sirviendo a los pobres. Después de encontrarse por última vez con San Juan Pablo II, retorna a Calcuta y el 5 de septiembre de 1997 volvió a la Casa del Padre.



¿Cómo conseguir una reliquia original de la Madre Teresa de Calcuta? Sigue estos pasos




VATICANO, 05 Sep. 16 /  (ACI).- El domingo 4 de septiembre, luego de 19 años de haber partido a la Casa del Padre, fue canonizada la Madre Teresa de Calcuta, fundadora de las Misioneras de la Caridad y conocida mundialmente por su entrega generosa a los más pobres de entre los pobres.

Durante la ceremonia presidida por el Papa Francisco, una de las religiosas presentó el relicario que contiene un cabello y sangre de la nueva Santa, que vienen a ser reliquias de primer grado.


Existen también reliquias de segundo grado, que son algún objeto usado por el santo o santa, o asociados al sufrimiento de un mártir; y las de tercer grado, si se trata de cualquier objeto que ha sido tocado con una reliquia de primer grado o la tumba del santo.

Por ello, con ocasión de la canonización de la Santa de origen albanés, algunas de sus reliquias se pueden venerar estos días en Roma (Italia). El 5 y 6 de septiembre estarán en la Basílica de San Juan de Letrán, y los días 7 y 8 en la Iglesia de San Gregorio Magno al Celio.

La veneración de reliquias es una antigua costumbre entre los fieles y fue aprobada por la Iglesia en el Concilio de Trento. Así, para un correcto culto, la Iglesia ha establecido normas entre las cuales está la prohibición de vender reliquias sagradas.

En ese sentido, según informa el sitio web oficial del Centro Madre Teresa de Calcuta, quien desee recibir una reliquia auténtica de la nueva Santa, y no ser víctima de comerciantes y estafadores, “puede comunicarse con la Oficina de Postulación por correo electrónico a relic@motherteresa.org”, o escribir a su dirección postal:

Oficina de Postulación
c/o Piazza S. Gregorio al Celio, 2
00184 Roma

Italia


 Fiesta en el cielo y la tierra: El Papa canonizó a Santa Teresa de Calcuta


VATICANO, 04 Sep. 16 / (ACI).- En una multitudinaria Misa celebrada este domingo 4 de septiembre en la Plaza de San Pedro en el Vaticano, a la que se calcula asitieron unas 120 mil personas, el Papa Francisco canonizó a Santa Teresa de Calcuta.

Luego de escuchar la petición del Prefecto de la Congregación para la Causa de los Santos, Cardenal Angelo Amato, para que la Madre Teresa sea inscrita en el libro de los santos; y tras las lectura de una breve reseña biográfica, se procedió a la letanía de los santos.

Tras el canto de las letanías, el Santo Padre leyó la siguiente fórmula para declarar Santa a la Madre Teresa de Calcuta:

“En honor a la Santísima Trinidad,
para exaltación de la fe católica
y crecimiento de la vida cristiana,
con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo,
de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo
y la Nuestra,
después de haber reflexionado largamente,
invocando muchas veces la ayuda divina
y oído el parecer
de numerosos hermanos en el episcopado,
declaramos y definimos a
la Beata Teresa de Calcuta
Santa
y la inscribimos en el Catálogo de los Santos,
y establecemos que en toda la Iglesia
sea devotamente honrada entre los Santos.
En el nombre del Padre y del Hijo
Y del Espíritu Santo.
Amén”.

Al inciar la Eucaristía se colocó un especial relicario de la nueva Santa con un gran significado espiritual. Tiene forma de cruz, con un corazón alrededor y las reliquias (cabello y sangre) están dentro de una "gota de agua" que representa la sed los pobres y necesitados del mundo. Los colores recuerdan el blanco y el azul del sari (hábito) de la Madre Teresa, que también representan a la Virgen María.


En su homilía, el Papa Francisco dijo que "Madre Teresa, a lo largo de toda su existencia, ha sido una generosa dispensadora de la misericordia divina, poniéndose a disposición de todos por medio de la acogida y la defensa de la vida humana, tanto la no nacida como la abandonada y descartada. Se ha comprometido en la defensa de la vida proclamando incesantemente que 'el no nacido es el más débil, el más pequeño, el más pobre'".

"Se ha inclinado sobre las personas desfallecidas, que mueren abandonadas al borde de las calles, reconociendo la dignidad que Dios les había dado; ha hecho sentir su voz a los poderosos de la tierra, para que reconocieran sus culpas ante los crímenes de la pobreza creada por ellos mismos".

"La misericordia ha sido para ella la «sal» que daba sabor a cada obra suya, y la «luz» que iluminaba las tinieblas de los que no tenían ni siquiera lágrimas para llorar su pobreza y sufrimiento", resaltó.


Su misión, continuó el Papa, "en las periferias de las ciudades y en las periferias existenciales permanece en nuestros días como testimonio elocuente de la cercanía de Dios hacia los más pobres entre los pobres".

"Hoy entrego esta emblemática figura de mujer y de consagrada a todo el mundo del voluntariado: que ella sea vuestro modelo de santidad".

El Santo Padre hizo votos también para que "esta incansable trabajadora de la misericordia nos ayude a comprender cada vez más que nuestro único criterio de acción es el amor gratuito, libre de toda ideología y de todo vínculo y derramado sobre todos sin distinción de lengua, cultura, raza o religión".

El Pontífice recordó también que la "Madre Teresa amaba decir: 'Tal vez no hablo su idioma, pero puedo sonreír'. Llevemos en el corazón su sonrisa y entreguémosla a todos los que encontremos en nuestro camino, especialmente a los que sufren. Abriremos así horizontes de alegría y esperanza a toda esa humanidad desanimada y necesitada de comprensión y ternura".


Teresa de Calcuta, cuyo nombre fue Gonxha Agnes Bojaxhiu, nació en Skopje el 26 de agosto de 1910. Fue bautizada al día siguiente y recibió la Primera Comunión a la edad de 5 años.

En 1928 ingresó a la Congregación de las Hermanas de Loreto en Irlanda. Llegó a la India en 1929 y emitió los primeros votos en 1937. Se distinguió por su amor y celo en los 20 años que estuvo en esa congregación en la India.

En septiembre de 1946 recibió la llamada, a través de visiones del mismo Señor Jesús, de "renunciar a todo y servirlo en los más pobres entre los pobres".

En 1948 obtuvo el permiso eclesiástico para iniciar su apostolado en los barrios más pobres de Calcuta.

Fundó a las Misioneras de la Caridad el 7 de octubre de 1950, reconocidas como de derecho pontificio en febrero de 1965. El carisma de la congregación es entregarse por los más pobres entre los pobres.

En 1963 fundó la rama masculina, los Hermanos Misioneros de la Caridad, en 1973 a las Hermanas Contemplativas, en 1979 a los Hermanos Contemplativos, y a los Padres Misioneros de la Caridad en 1984; y el movimiento Corpus Christi para sacerdotes.

Cuando volvió a la Casa del Padre el 5 de septiembre de 1997 la Congregación contaba con 3.842 religiosas viviendo en 594 casas en 120 países.


Pese a vivir 50 años de aridez espiritual u "oscuridad interior", la Madre Teresa siempre sirvió con gran amor, convirtiéndose en testimonio vivo de la misericordia y la ternura de Dios para con todos.



Madre Teresa era casi magnética para los pobres, afirma delegada de Calcuta
Por Alvaro de Juana



ROMA, 02 Sep. 16 /  (ACI).- Sor Patrick es la delegada de la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta, y atiende a los pobres y enfermos en el primer hogar que la Madre Teresa puso en marcha.

En conversación con ACI Prensa, Sor Patrick explicó que “todos podemos ver en la Madre Teresa lo que significa ser santos y tratamos de volvernos uno”.

“La Madre nos ha mostrado que es posible ser santos si abandonamos nuestras vidas completamente a Dios. Así ella se convierte en un ejemplo para el mundo. La santidad es para todos, no para unos pocos”, afirmó.


Sor Patrick trabajó junto a la futura santa durante largos años y vivió de cerca cómo era. “Yo tuve experiencias con la Madre. Una en particular que realmente me tocó fue cuando la Madre entraba a un cuarto donde teníamos reuniones y siempre que llegaba a un lugar tenía una sensibilidad especial para encontrar a los pobres de los más pobres”.

“Era una atención casi magnética que la llevaba a los pobres de los pobres. Nunca se perdía en el ruido, en el activismo. Pero nuestro corazón siempre está atraído hacia Jesús que sufre en los pobres de los pobres”, relató.

Por otro lado, la Misionera de la Caridad cree que “la canonización del domingo, es un evento para todo el mundo”. “Es un regalo para el mundo entero y para cada persona”.


“La Madre Teresa tenía un corazón para cada uno de nosotros y sabemos que Dios es quien utilizó a la Madre para tocar a cada persona para darle su amor, para traerle su paz, para darle su alegría y ella dijo sí desde el inicio para que Dios pueda utilizarla como su instrumento, de su compasión y su misericordia”.


Así que “este evento es una oportunidad para mostrar a la Madre como un ejemplo de santidad, y la Madre Teresa siempre nos animó a orar y a continuar para alcanzar la santidad”





La estampita y oración de Santa Teresa de Calcuta repartida en el Vaticano durante su canonización.

Fuente: Aciprensa



Santa Teresa de Calcuta: El significado espiritual del relicario en su canonización


VATICANO, 04 Sep. 16 / (ACI).- El relicario en el que se colocó las reliquias de Santa Teresa de Calcuta durante la Misa de canonización tenía un profundo significado espiritual. Aquí te explicamos cada uno de los detalles.


La Oficina de Prensa del Vaticano, en colaboración con la postulación de la causa de canonización de la Madre Teresa, explicó que el relicario, que contiene un cabello y sangre de la Santa, está hecho de madera y tiene forma de cruz “porque desde el patíbulo de la Cruz Cristo hizo oír a la Madre Teresa sus tremendas palabras: ‘Tengo sed’. Cada leproso, enfermo, cada persona abandonada era como si repitiera estas sublimes palabras pronunciadas por el Señor”.

La parte posterior de la cruz está tallada de un pedazo único de cedro del Líbano, y se ha elegido esta madera porque se considera emblema “de nobleza, magnificencia y belleza”.

La parte anterior ha sido confeccionada con varias piezas de madera provenientes de personas y lugares “donde el sufrimiento aún prosigue”, además de un pedazo de madera de un confesionario, “signo del perdón sacramental”.

Como los miembros “del único cuerpo de Cristo aún sufren y piden el agua del amor”, la parte donde están contenidas las reliquias de la Madre Teresa “tiene la forma de gota de agua para saciar la sed del sentido del sufrimiento vivido en la soledad”.

La parte izquierda, “que muestra las tres líneas azules del sari (hábito) de la Madre Teresa, tiene forma curva que era como siempre estaba ella en oración y meditación, encorvada al servir a los pobres y para poder dar la idea de que ella siempre se nutría de la ternura de Dios”.

La parte derecha tiene una superficie de color blanco, representando también el otro color del sari de Madre Teresa. Allí se han colocado las palabras en inglés “I thirst”, en la caligrafía original de la Santa: las palabras que oyó de Jesús el 10 de septiembre de 1946.

Las dos partes del corazón resaltan porque están unidas por una línea circular que expresa el dinamismo de la misión de la Madre Teresa.

La elección de los colores blanco y azul, los colores del sari de las Misioneras de la Caridad, también representan a la Virgen María, de quien la Madre Teresa era muy devota.


La cruz de manera se colocó sobre una base metálica de fierro poco labrado para representar “cómo la sociedad siempre ha visto a la gente pobre que la Madre Teresa amaba con todo su corazón, a la que consideraba como un medio precioso para llegar a la plena unión con Jesús”.


Una santa de Misa diaria y confesión semanal, así fue la vida espiritual de Madre Teresa
Por Alvaro de Juana


VATICANO, 02 Sep. 16 /  (ACI).- La Madre Teresa de Calcuta era la primera en llegar a la capilla de su casa cada día a las 5 a.m. para iniciar el día en oración. La Misa diaria y la confesión semanal fueron los elementos básicos de la vida espiritual de la próxima santa.

A dos días de su canonización, hoy en el Vaticano la hermana Mary Prema, segunda sucesora de la beata como superiora de las Misioneras de la Caridad, y el postulador de su causa, P. Brian Kolodiejchuk, revelaron varios detalles de la intensa relación de Madre Teresa con la oración.

“En la vida de las religiosas el amor de Jesús era siempre puesto en práctica”. “Durante la oración de la mañana, a las 5 a.m., ella era siempre era la primera en llegar a la capilla para demostrar a Jesús cuánto lo amaba”, explicó Sor Prema.

“Después de la oración y la Misa ella estaba preparada para ayudar a todos. Dedicaba todo el tiempo a dar instrucciones a las hermanas de cómo vivir en modo práctico esta experiencia de espiritualidad, de abandono frente al Señor”, agregó.


“Cada vez que fallábamos en algo ella siempre nos animaba a continuar. Yo siempre he sentido esta cercanía de ella, siempre nos llevaba más cerca de Jesús y de la Virgen María”.

Por su parte, el Postulador de la Causa, el P. Brian Kolodiejchuk, expresó que “es justo que Madre Teresa se canonizada en este Año de la Misericordia porque ella era consciente de la misericordia de Dios y de la pobreza”.

“Este Año nos recuerda que frente a Dios todos buscamos misericordia, somos como mendicantes que tenemos necesidad de amor, perdón y misericordia”.

El sacerdote reveló que “ella se confesaba regularmente al menos una vez a la semana”. “No lo veía como una rutina, sino como importante este encuentro de la misericordia. Conocía las debilidades humanas y debo decir que era particularmente agradecida por el hecho de que sus pecados y debilidades podían ser perdonados gracias al amor de Dios”.

Sobre su crisis de fe, explicó que gracias a “esta oscuridad que sufrió la hizo depender de la misericordia de Dios y al saber que había experimentado esta misericordia era consciente de tener que darla a los demás”.

“Hizo votos de no rechazar jamás a Jesús. Comprendía qué significaba para ella la oscuridad”, aseguró.

Sor Prema también habló sobre la llamada “noche oscura” o crisis de fe que padeció durante algún tiempo la Madre Teresa al igual que otros muchos santos. “Ella no hablaba de esta experiencia de oscuridad, al menos a mí, pero no nos sorprende porque el amor y la profundidad de este abandono a Dios era una experiencia muy importante y personal. Abandonarse a Dios por Ella era importantísimo”.

Sor Prema agregó que “su sonrisa era el mejor regalo para Jesús y para nosotras mismas. La gente al ver esta sonrisa no tenÍa tristeza en el corazón y entendían que de ella derivaba una esperanza y amor por el Señor".

Sobre cómo vivía su pobreza, la Superiora explicó que “era muy sencilla, muy atenta a no tener nada en particular, nada extra”. “Era siempre muy obediente y si el médico le prescribía las medicinas ella obedecía las indicaciones”.

 “Ella pensaba que todos hemos sido creado para amar y ser amados” y esto “lo demostraba a las personas”.








Este es el retrato oficial de la canonización de la Madre Teresa de Calcuta


(ACI).- Hoy se presentó en Washington D.C., Estados Unidos, el retrato oficial de la canonización de la Madre Teresa de Calcuta.


Cortesía Caballeros de Colón

Una copia del mismo fue colocada esta mañana en la Plaza de San Pedro para la ceremonia que presidirá el domingo 4 de septiembre el Papa Francisco.

El título del retrato es "Santa Teresa de Calcuta: Portadora del Amor de Dios".

El retrato ha sido realizado por el artista de 50 años Chas Fagan, por encargo de los Caballeros de Colón, la organización laical más grande del mundo que contribuye con una gran cantidad de proyectos de ayuda en la Iglesia en todo el orbe.

Fagan realizó la obra en un lapso de cuatro meses y estará presente en la canonización de la Madre Teresa el domingo en el Vaticano.

En una nota enviada por Carl Anderson, Caballero Supremo de los Caballeros de Colón, a Fagan, se comenta que “con certeza es el mejor retrato que he visto alguna vez de la Madre Teresa”.

Chas Fagan es un artista que tiene en su haber diversos retratos y estatuas de personajes históricos que incluyen al Expresidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, el astronauta Neil Amstrong, la emblemática luchadora por los derechos civiles de los afroamericanos Rosa Parks, Barbara Bush, entre otros.

Sobre la Madre Teresa, Fagan afirma que “ella fue siempre un constante recordatorio de que hay mucho más por hacer en el mundo y que si uno ayuda a alguien, de pronto los propios problemas podrán desaparecer”.

Joe Cullen, vocero de los Caballeros de Colón, explicó que el retrato pasará a ser propiedad legal de las Misioneras de la Caridad luego de la canonización. Después de Wahington estará en New Haven, pasará luego a Nueva York y después volverá a la capital estadounidense. 

Los Caballeros de Colón imprimirán 1 millón de estampas para la canonización con una breve oración en inglés, español, francés e italiano que dice lo siguiente: "Dios amó tanto al mundo que nos entregó a Su único Hijo. Dios sigue amando al mundo y nos envía a ti y a mí, a ser Su amor, Su compasión para los pobres".





12 cosas que tal vez no sabías de Santa Teresa de Calcuta


 (ACI).- Mañana 5 de septiembre, se celebrará por primera vez la Fiesta de Santa Teresa de Calcuta, canonizada hoy por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro.

Les presentamos 12 detalles que tal vez no sabías de la mujer que con su servicio en los más pobres mostró la gran misericordia de Dios en el siglo XX.

1. Se llamaba Agnes Gonxha Bojaxhiu

Nació el 26 de agosto de 1910 en Skopje, actual Macedonia, que en ese entonces formaba parte de Albania. Fue bautizada con el nombre de Agnes Gonxha Bojaxhiu.  Agnes, en español es Inés y Gonxha significa “capullo de rosa o pequeña flor”.

2. Tuvo una dura infancia

Hizo su primera comunión con cinco años y fue confirmada a los seis; a los ocho murió su padre y su familia pasó por un periodo de estrechez económica. Recibió una sólida formación cristiana en casa y en la Parroquia jesuita del Sagrado Corazón de Jesús.

3. Tomó el nombre de Teresa por Santa Teresita de Lisieux

A los 18 años dejó su hogar para ir a Irlanda e ingresó en el Instituto de la Bienaventurada Virgen María, más conocida como Hermanas de Loreto. Tomó el nombre de Teresa en honor a Santa Teresa de Lisieux, Patrona de las misiones y Doctora de la Iglesia.


4.  Fue maestra en una escuela de Calcuta

Llegó a Calcuta un 6 de enero de 1929, fiesta de la Epifanía o bajada de reyes para trabajar como maestra. El 24 de mayo de 1937, fiesta de María Auxiliadora, realizó su profesión perpetua convirtiéndose entonces, como ella misma dijo, en “esposa de Jesús” para “toda la eternidad”.

5. Dejó a las Hermanas de Loreto para fundar las Misioneras de la Caridad

Estuvo muchos años en la Congregación de las Hermanas de Loreto dedicándose a la enseñanza. El 10 de septiembre de 1946, en un viaje para ir a su retiro anual, recibió lo que denominó la “llamada dentro de la llamada” en la que una sed de amor y almas se apoderó de su corazón.

6. Tuvo visiones de Jesús

Mediante locuciones y visiones, Jesús le fue mostrando la nueva misión a la que la llamaba. “Ven y sé mi luz”, le suplicó el Señor. Cristo le reveló su dolor por el olvido de los pobres, su pena por la ignorancia que tenían de Él y el deseo de ser amado por ellos.

La Madre Teresa dejó el convento de las Hermanas de Loreto y vestida con el sari blanco orlado de azul se introdujo en el mundo de los más necesitados. Recibió un curso de medicina con las Hermanas Médicas Misioneras y encontró alojamiento temporal con las Hermanitas de los Pobres.

7. Santa de Misa diaria y confesión semanal

Comenzaba su día con la Eucaristía y salía de casa con el rosario en la mano para servir al Señor en los más pobres. Acudía a la confesión una vez a la semana. Un 7 de octubre de 1950, fiesta de Nuestra Señora del Rosario, se estableció oficialmente la nueva congregación de las Misioneras de la Caridad.

8. Abrió su primera obra fuera de India en Venezuela

En los años sesenta, la Madre Teresa empezó a enviar a sus hermanas a diversas partes de la India y la primera obra que abrió fuera de ese país se estableció en Venezuela. Luego se expandieron a demás continentes, incluso en países comunistas como la antigua Unión Soviética y Cuba.

9. Fundó varias asociaciones derivadas a las Misioneras de la Caridad

La Madre Teresa también fundó a los Hermanos Misioneros de la Caridad, la rama contemplativa de las Hermanas, los Hermanos Contemplativos, los Padres Misioneros de la Caridad, los Colaboradores de Madre Teresa y los Colaboradores Enfermos y Sufrientes. Asimismo inició el Movimiento Sacerdotal Corpus Christi.

10. Tuvo muchos años de "oscuridad"

En su vida interior experimentó un profundo, doloroso y constante sentimiento de separación de Dios, incluso de sentirse rechazada por Él, unido a un deseo creciente de su amor. Ella llamó “oscuridad” a esta experiencia interior que comenzó más o menos al inicio de su servicio a los pobres y que continuó hasta el final de su vida.

11. Vía rápida a la santidad

La Madre Teresa y San Juan Pablo II fueron grandes amigos y se reunieron en varias oportunidades. El mismo Santo permitió la apertura de su causa de beatificación antes de los cinco años posteriores a la muerte del candidato, previstos por la Iglesia y la beatificó el 19 de octubre de 2003, día en que se celebró la Jornada Mundial de las Misiones.

12. Tenía una "novena de emergencia"

Ante la gran cantidad de problemas que afrontaba con frecuencia y en medio de un acelerado ritmo de vida, la Beata Madre Teresa de Calcuta inventó una manera de invocar la intercesión de la Virgen María a la que nombró “Novena de emergencia” 



CANONIZACIÓN DE SANTA TERESA DE CALCUTA





































































































No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...