sábado, 26 de marzo de 2016

LOS SANTOS DE HOY: SÁBADO 26 DE MARZO DEL 2016

Montano y Máxima, SantosMontano y Máxima, Santos
Esposos mártirres, 26 de marzo
Bercario, SantoBercario, Santo
Abad, 26 de marzo
Cástulo, SantoCástulo, Santo
Mártir, 26 de marzo
Magdalena Catalina Morano, BeataMagdalena Catalina Morano, Beata
Hija de María Auxiliadora, 26 de marzo
Pedro de Sebaste, SantoPedro de Sebaste, Santo
Obispo, 26 de marzo
Fulberto de Chartres, SantoFulberto de Chartres, Santo
Obispo, 10 de abril

SAN CÁSTULO, MÁRTIR, 26 DE MARZO



Cástulo, Santo
Cástulo, Santo


Mártir, 26 de marzo


Fuente: ACIPrenca.com



Mártir

Martirologio Romano: En Roma, en la vía Labicana, san Cástulo, mártir.
Breve Biografía

Durante el reinado de Diocleciano, el Papa San Cayo estuvo grandemente preocupado por la seguridad de los cristianos en Roma.
Cástulo, un celoso cristiano que era camarero del emperador, se ofreció; a arreglar todo lo necesario para que se tuvieran servicios religiosos en el mismo palacio del emperador, ya que este lugar no se prestaba para investigación alguna; y aún más, Cástulo albergó; a los cristianos en su propia casa, adjunta al palacio y les procuró; un lugar para sus reuniones. No contento con servir así; a la Iglesia, él y su amigo Tiburcio recorrieron Roma convirtiendo hombres y mujeres al cristianismo y llevándoles ante el Papa para que fueran bautizados. Posteriormente fue traicionado por un apóstata cristiano llamado Torcuato. Llevado ante Fabiano, prefecto de la ciudad, fue cruelmente atormentado y después arrojado a un foso cubierto con arena.
La leyenda diría después que fue enterrado en el cementerio que lleva su nombre en las catacumbas de la Via Labicana en Roma.
Hacia la segunda mitad del siglo VIII, probablemente entre los años 764 y 772, unos monjes llevaron reliquias de San Cástulo desde Roma a un monasterio benedictino en Moosburg. Este monasterio fue importante fuente de cristiandad en las regiones de Holzland y Hallertau. Esta devoción motivó que la Santa Sede declarara a San Cástulo el santo patrono de la Hallertau y de la ciudad de Moosburg.
En las Actas de San Sebastián se menciona que su viuda, Irene de Roma, fue quien se hizo cargo de la recuperación del santo cuando fue herido por las flechas.
Cástulo ser honrado desde la Antigüedad tardía como el santo patrón de los agricultores y pastores.

SAN LUDGERO, PRIMER OBISPO DE MUNSTER, 26 DE MARZO


Hoy se conmemora a San Ludgero, primer obispo de Münster y misionero
Por Diego López Marina


 (ACI).- San Ludgero fue el primer obispo de Münster (Alemania) y se caracterizó por dedicar su vida a la evangelización de tierras paganas y la fundación de monasterios, iglesias, parroquias y escuelas. Según el Martirologio Romano predicó y convirtió a mucha gente en Frisia (Países Bajos), Dinamarca y Sajonia (Alemania).

Nació en Frisia por el año 745 en el seno de una familia noble. Su vida se desarrolló en tiempos de la conquista del pueblo sajón a manos de Carlomagno y el Imperio Carolingio, entre el 772 y el 804.

El cristianismo se encontraba en expansión en el territorio alguna vez conocido como Germania Magna, una provincia romana fundada por Julio César entre los ríos Rin y Elba. Esta labor misionera alcanzó su máximo desarrollo con San Bonifacio y San Ludgero.

Ludgero fue discípulo del teólogo Alcuino de York. En el 777 fue ordenado sacerdote en Colonia (Alemania) y posteriormente se dedicó a evangelizar su tierra natal, Frisia.

Pese a la importante labor misionera de este santo, el emperador Carlomagno utilizó en paralelo a los misionarios católicos francos, junto a otros de Irlanda y de la Inglaterra anglosajona para convertir paganos utilizando métodos violentos y discordes al Evangelio.

Tiempo después San Ludgero viajó a la abadía benedictina de Montecasino (130 km al sur de Roma) huyendo de la batalla entre las fuerzas de Carlomagno y su principal oponente sajón, el guerrero Widukind.

En aquel lugar tomó el hábito de monje sin tomar los votos. Según la tradición Carlomagno fue a buscarlo para que regrese y predique en Frisia, además le ofreció el episcopado de Tréveris, el cual no tenía vacante.

Ludgero solo aceptó la oferta para ser misionero y decidió erigir un monasterio en el territorio donde se ubica actualmente la ciudad de Münster, que en ese entonces pertenecía a la jurisdicción eclesiástica de Colonia.

Para el 804 fue designado obispo de ese lugar y cinco años más tarde falleció un 26 de marzo. San Ludgero tuvo una vida de servicio y hasta hoy su tumba en Werden sigue siendo lugar de peregrinaciones. Su fiesta se celebra el 23 de marzo.

EL EVANGELIO DE HOY: SÁBADO SANTO 26 DE MARZO DEL 2016



¿Por qué buscas entre los muertos al que está vivo? 
Cuaresma y Semana Santa



Lucas 24, 1-12. Sábado Santo. Entrar en el sepulcro nos exige no tener miedo de la realidad: no cerrarse en sí mismos, no huir ante lo que no entendemos.


Por: Ignacio Sarre | Fuente: Catholic.net 



Del santo Evangelio según san Lucas 24, 1-12
El primer día de la semana, muy de mañana, fueron al sepulcro llevando los aromas que habían preparado. Pero encontraron que la piedra había sido retirada del sepulcro, y entraron, pero no hallaron el cuerpo del Señor Jesús. No sabían que pensar de esto, cuando se presentaron ante ellas dos hombres con vestidos resplandecientes. Como ellas temiesen e inclinasen el rostro a tierra, les dijeron: «¿Por qué buscáis entre los muertos al que está vivo? No está aquí, ha resucitado. Recordad cómo os habló cuando estaba todavía en Galilea, diciendo: "Es necesario que el Hijo del hombre sea entregado en manos de los pecadores y sea crucificado, y al tercer día resucite. "» Y ellas recordaron sus palabras. Regresando del sepulcro, anunciaron todas estas cosas a los Once y a todos los demás. Las que decían estas cosas a los apóstoles eran María Magdalena, Juana y María la de Santiago y las demás que estaban con ellas. Pero todas estas palabras les parecían como desatinos y no les creían. Pedro se levantó y corrió al sepulcro. Se inclinó, pero sólo vio las vendas y se volvió a su casa, asombrado por lo sucedido. 

Oración introductoria
Señor Jesús, dame la gracia para que sepa guardar el silencio que me puede llevar a tener un momento de intimidad contigo en esta oración. Creo en ti, Señor, te amo y confío en que Tú también quieres estar conmigo.

Petición
Señor, que sepa prepararme adecuadamente a la celebración de la Vigilia Pascual.

Meditación del Papa Francisco
Esta fue una noche de vela para los discípulos y las discípulas de Jesús. Noche de dolor y de temor. Los hombres permanecieron cerrados en el Cenáculo. Las mujeres, sin embargo, al alba del día siguiente al sábado, fueron al sepulcro para ungir el cuerpo de Jesús. Sus corazones estaban llenos de emoción y se preguntaban: “¿Cómo haremos para entrar?, ¿quién nos removerá la piedra de la tumba?...”. Pero he aquí el primer signo del Acontecimiento: la gran piedra ya había sido removida, y la tumba estaba abierta.
“Entraron en el sepulcro y vieron a un joven sentado a la derecha, vestido de blanco”. Las mujeres fueron las primeras que vieron este gran signo: el sepulcro vacío; y fueron las primeras en entrar.
“Entraron en el sepulcro”. En esta noche de vigilia, nos viene bien detenernos a reflexionar sobre la experiencia de las discípulas de Jesús, que también nos interpela a nosotros. Efectivamente, para eso estamos aquí: para entrar, para entrar en el misterio que Dios ha realizado con su vigilia de amor.
No se puede vivir la Pascua sin entrar en el misterio. No es un hecho intelectual, no es sólo conocer, leer... Es más, es mucho más.


“Entrar en el misterio” significa capacidad de asombro, de contemplación; capacidad de escuchar el silencio y sentir el susurro de ese hilo de silencio sonoro en el que Dios nos habla.
Entrar en el misterio nos exige no tener miedo de la realidad: no cerrarse en sí mismos, no huir ante lo que no entendemos, no cerrar los ojos frente a los problemas, no negarlos, no eliminar los interrogantes. (Homilía de S.S. Francisco, 4 de abril de 2015).
Reflexión
Si morimos con Cristo, viviremos con Él. (Rom 6, 5). La cruz de Cristo es el árbol fecundo del que brota nueva vida. Quien sabe acompañarle hasta el Calvario, goza también de la gloria de su resurrección. De la cruz y del santo sepulcro, brota la luz de un nuevo amanecer. El fuego que Cristo vino a traer al mundo vuelve a arder con todo su calor.

"La paz esté con ustedes", "no tengan miedo".. En varias ocasiones el Evangelio nos refiere estas palabras en los labios de Cristo resucitado. Es un impulso a la confianza y a la seguridad. El ha vencido a la muerte y nos promete que estará con nosotros hasta el fin de los tiempos. Ya no hay espacio en nuestra vida para los temores. En palabras de San Pablo: "Si Él está con nosotros, ¿quién contra nosotros? "(Rom 8, 31) Y en labios de santa Teresa: "Quien a Dios tiene, nada le falta".

Los apóstoles vencieron el miedo que la sombra del Calvario proyectó sobre sus vidas. El misterio pascual debe llenarnos de estos mismos frutos de paz y confianza. Como las mujeres que recibieron el anuncio de la resurrección, vayamos a proclamar con la alegría de una vida cristiana auténtica, que Cristo no está muerto, ha resucitado y vive con nosotros.

Propósito
Hoy buscaré servir humildemente a una persona que provoque en mí, sentimientos negativos.

Diálogo con Cristo
Te alabo y te doy gracias, Señor, porque me permites tener este tiempo de oración personal. La tentación de la actividad es grande en estos días. Gran paradoja, porque no es con la actividad como podré conformar mi interior para poder celebrar la Vigilia Pascual. Pero tu gracia, y mi servicio a los demás, harán la diferencia. Sé que Tú sabrás ponerme los medios para que, aun en medio de la actividad, pueda tener momentos de recogimiento.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...